Planificación de la Cocina

Sea cual sea su tamaño o forma, se debe planificar la cocina sacándole el máximo partido.

Es aconsejable que cuente con un espacio de despensa adecuado y práctico así como también la incorporación de electrodomésticos que se ajusten a las necesidades. Otros elementos indispensables son la iluminación, la calefacción y ventilación adecuadas, y superficies y suelos prácticos y fáciles de limpiar.

Uno de los puntos más importantes a tener en cuenta son los movimientos durante la preparación de las comidas y las tareas de limpieza. Por ello, todo el equipamiento deberá distribuirse de manera que exista la menor distancia posible entre la zona de lavado (pileta), la zona de preparación y cocción de los alimentos (cocina, horno, mesada, etc) y la zona donde se almacenan los mismos (heladera, alacenas, etc).
La figura resultante entre estas tres zonas se denomina triángulo de trabajo. Traducido en medidas, la suma de todos los lados del triángulo debe ser no menor a 3 metros (de modo que la cocina no quede apretada) y no más de 7 metros (para que cada tarea no implique un largo traslado).

Cocina en Linea


Ideal para espacios pequeños y estrechos, puede ser usada de forma eficiente siempre que la linea no sea demasiado larga. Se sugiere maximizar el espacio entre la cocina y la pileta, ya que es la zona mas usada durante la preparación de los alimentos. Sin embargo si la linea de la cocina es demasiado larga el triángulo de trabajo empezará a ser menos eficiente.

Cocina en Paralelo


Esta distribución es muy común en cocinas industriales. No requiere mucho espacio y se recomienda también para lugares estrechos. Es una de las distribuciones más adecuadas.

Cocina en L


Las cocinas en L son más cómodas ya que el triángulo de trabajo está bien establecido, haciendo la preparación de los alimentos más sencilla, incluso con dos personas trabajando al mismo tiempo. Esta distribución se adapta mejor a lugares con dimensiones amplias o cuadradas.

Cocina en U


Una cocina en U permite la distribución ideal con un eficiente triángulo de trabajo. Las distancias entre los tres elementos deberán ser calculadas para maximizar el espacio de almacenamiento y trabajo. Esta distribución se aplica perfectamente a espacios grandes.

Cocina en Isla


Una isla en la cocina provee un espacio versátil tanto para trabajo como para servir alimentos. En este tipo de escenario hay que asegurarse de que las distancias sean las suficientes para que las personas puedan moverse alrededor y abrir las puertas de forma confortable. Es válido utilizar la isla para colocar la cocina (incluyendo una zona de preparación de alimentos) o la pileta de lavar y crear así un triángulo de trabajo más efectivo. Si el espacio es limitado, se puede colocar un módulo independiente móvil y así trasladar la isla para mayor comodidad.

Para ver algunas imágenes de diseño con diferentes ejemplos puedes hacer click aquí.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Seguir por correo electrónico

Seguir por bloglovin

Follow on Bloglovin

Participo en:

Soy miembro de: